Aprende a corregir los errores 404 de tu web

Los errores 404 son errores muy comunes en muchas páginas. Ya sea por un cambio de dirección o de contenido, muchas veces nuestra web queda “coja” de contenido y se producen URL vacías que Google detesta y que pueden afectar negativamente a nuestro posicionamiento.

¿Afectan los 404 al SEO de la web?

Si bien Google afirma que los errores 404 no afectan al posicionamiento, es innegable que los errores 404 afectan a nuestro crawl budget, o al tiempo que dedica Google a indexar nuestro contenido. Cuantas más páginas con errores 404 tengamos, mayor tiempo desperdiciará Google rastreando contenido ineficiente e inútil para nosotros.

Redireccionamientos 301

Los redireccionamientos 301 pueden suponer una buena solución al problema de las URL no encontradas. Los redireccionamientos transfieren toda la propiedad de una URL a otra. De esta manera, para Google lo que está sucediendo es una mudanza de contenido entre dos URL.

Sin embargo, debemos tener cuidado al realizar redireccionamientos 301, ya que para Google ambos contenidos deberían ser parecidos. Si, por ejemplo, realizamos redireccionamientos entre URL de contenidos distintos, estaremos confundiendo a Google y su antiguo registro de keywords para las URL. Al mezclar el registro de las dos webs, es posible que nuestra optimización de página se vea muy perjudicada.

Por ello, la mejor idea suele realizar los redireccionamientos 301 a la página principal o home de nuestro dominio. De esta manera estaríamos transfiriendo la autoridad y el registro de las URL perdidas a nuestra raíz de dominio.

Cómo realizar redireccionamientos

Si no quieres tocar código y quieres realizar redireccionamientos de forma sencilla, puedes utilizar alguno de los muchos plugins para WordPress disponibles en la red. Sin embargo, desde Binker te recomendamos utilizar un plugin llamado Redirection, que te permitirá realizar redireccionamientos de manera muy sencilla y tener un registro de todos los cambios de URL realizados en tu página.