Como dice el dicho, a mar revuelto, ganancia de pescadores. La crisis del coronavirus ha venido para cambiar el mundo en el que vivimos. Nuestra forma de vida y nuestros hábitos de consumo se verán enormemente afectados en los próximos años.

Habrá muchas personas que no conseguirán adaptarse a las nuevas condiciones del mercado, pero otras, más inquietas y con mejor formación, pueden salir enormemente beneficiadas de la gran crisis de nuestra era.

Sin embargo, hoy es muy complicado saber cuál será el sector o la industria beneficiada por los cambios del Covid-19. Por lo tanto, los fondos de inversión y los plazos fijos se nos muestran como alternativas fiables y muy rentables para los tiempos que vienen.

¿Qué es un fondo de inversión?

También conocidas como instituciones de inversión colectiva, son grandes grupos de profesionales dedidacos a manejar e invertir enormes cantidades de dinero o activos, para invertirlos en diferentes industrias o sectores financieros. El objetivo, por supuesto, es conseguir la máxima rentabilidad de esta inversión y poder distribuirla a los inversionistas del grupo.

Un fondo de inversión no está compuesto de dinero, exclusivamente. Algunos inversionistas pueden decidir donar parte de sus activos o propiedades intelectuales a fondos de inversión para que estos tengan el poder y la libertad de operar con ellos buscando la máxima rentabilidad posible.

Cuando participamos en un fondo de inversión, recibimos un cierto número de participaciones que reflejará nuestro patrimonio invertido y nos servirán para conocer la rentabilidad de nuestra inversión en este fondo.

Rentabilidad de un fondo de inversión

Si estás buscando cómo calcular la rentabilidad de un fondo de inversión la respuesta es muy sencilla: es la diferencia entre el precio de compra y el precio de venta. Sin embargo, los fondos de inversión, como su nombre indica, son partidas manejadas por profesionales encargados de invertir este dinero en industrias o proyectos que ellos consideran rentables. Algunas veces acertarán y otras veces no.

Si quieres saber el valor o precio de tu inversión en cualquier momento del tiempo, puedes calcular lo que se conoce como el valor liquidativo, que vendrá a reflejar el valor potencial de venta de tus activos en este fondo de inversión y que depende del número de participantes que tenga activos en este fondo en concreto.

Fórmula para calcular la rentabilidad

La fórmula de la rentabilidad es extremadamente sencilla, pero muchas veces nos confundimos en su formulación:

Rentabilidad = [(Precio final – Precio inicial)/(Precio inicial)] x 100

Hay que tener en cuenta el precio final e inicial se refiere al valor liquidativo de las participaciones en el fondo, no solo a la cantidad invertida. De esta sencilla forma obtendremos el procentaje de rentabilidad sobre el dinero o los activos que hayamos invertido.

Ejemplo:

Un inversor ha decidido invertir 10.000€ en un fondo de capital en concreto, con un valor liquidativo de 20€. En cierto momento de la vida del producto, el valor liquidativo de las participaciones ha aumentado a un precio de 28€.

Utilizando la sencilla forma antes mostrada, podremos ver que la rentabilidad en el momento a estudiar es de [(28-20)/20] = 40%.