¿Primer anuncio publicitario de la historia?

Habiendo huido el esclavo Shem de su amo Hapu, este invita a los ciudadanos de Tebas a encontrarlo. Es un hitita de robusta complexión, de cinco pies de alto y ojos castaños. Se ofrece media pieza de oro a quien de información. A quien lo devuelva a la tienda de Hapu, lugar donde se tejen las mas bellas telas al gusto de cada uno, se ofrece una pieza de oro. 

Papiro egipcio de 1200 AC conservado en el British Museum en el que un vendedor anuncia que ha perdido un esclavo…y recomienda sus tejidos. Quizás sea el registro del primer reclamo publicitario de la historia.

Luego vinieron los Fenicios, con un alfabeto de 22 caracteres que les permitía evitar las complejidades de los pictogramas de la época. Como reclamo publicitario anunciaban su llegada a los pueblos del interior encendiendo hogueras en los puntos mas altos.

En Grecia las calles de las polis eran el eje del comercio y la economía griegas, y el ágora el lugar al que acudían sus habitantes a vocear sus productos. Heraldos y pregoneros, ciudadanos con buena oratoria y dicción clara, recitaban los textos rimados que componían los poetas para divulgar el producto…

Para los ojos brillantes y mejillas cual aurora, para una hermosura eterna después de la juventud, la mujer que sabe compra los perfumes de excliptoe, a precio muy razonable, pues lo vale su virtud.

Aparecen en Roma los carteles escritos en pergaminos o arcilla. El dibujo de máscaras o escenas que se representarán durante el espectáculo adquiere mayor complejidad. Los “cartelistas” obtienen cada vez mayor prestigio y relevancia. El cartel publicitario comienza a formas parte de la vida cotidiana de los romanos.

Con la caída del Imperio Romano, desciende la actividad comercial y con ello el auge e importancia de las ciudades. Vuelve la economía de trueque, una actividad comercial que ya no necesita publicidad.

No es hasta el año 1000 que vuelven a resurgir las ciudades en Europa. Nuevas clases sociales desplazan de su poder a la nobleza y propietarios de la tierra. Nacen los gremios, y artesanos y mercaderes se establecen en barrios. En el exterior de sus locales aparece la publicidad basada en símbolos y enseñas que identifican el producto. La publicidad se perfecciona, los establecimientos adquieren nombres y los productos denominación y marca.

Hacia finales del siglo XV el desarrollo de la imprenta da un rumbo definitivo a la publicidad impresa. Folletos y carteles empiezan a inundar las ciudades promocionando productos, préstamos bancarios, elixires para la juventud y medicamentos de todo tipo.

La aparición de los anuncios publicitarios

En el siglo XVIII se registra la primera agencia de publicidad de la historia, WIlliam Taylor, en Londres, en 1786.

La actividad comercial crece y se diversifica. Poco a poco la publicidad se va convirtiendo en un medio de comunicación de masas.

Hacia 1930 la mitad de la población estadounidense tiene radio en sus hogares. Irrumpe la publicidad radiofónica. Unos años después, la televisión desplaza en ingresos por publicidad tanto a radios como publicidad gráfica. El telemarketing se convierte en la mayor apuesta de las agencias de publicidad.

En 1984, APPLE presenta su nuevo Macintosh en un anuncio emitido durante la Superbowl. Llega en directo a la mitad de los hogares estadounidenses.

相关图片

Del Marketing Mix al Marketing Digital

En 1950 Neil Borden define el marketing como una mezcla de 12 ingredientes que, combinados pueden presentar una opción atractiva a la hora de presentar una opción  que influyese en la decisión de compra o venta de sus clientes. En 1960 Jeromy McCarthy, un exlumno de Borden, los resume en 4 puntos que pasarían a llamarse las P´s, la interpretación mas extendida de la Mezcla de la Mercadotecnia o Marketing Mix.

PRODUCTO es todo aquello que se ofrece para uso y consumo. Tiene un ciclo de vida dividido en fases, Lanzamiento, Crecimiento, Madurez y Declive.

PRECIO no solamente se vincula monto estipulado de venta, también a formas de pago, créditos, descuentos, recargos etc.

PROMOCION es la forma que se utilizará para informar y persuadir al cliente utilizando herramientas de comunicación como mailing, email, telemarketing, catálogos, webs, etc.

PLAZA, define el lugar en que se debe comercializar el servicio o producto para poder crear un canal de distribución que permita que el producto llegue al lugar estipulado, en el momento adecuado y en las condiciones pactadas.

La aparición de las 7 P del Marketing

Como el Marketing vive en evolución continua al ritmo que marca la evolución de la sociedad, y viceversa, las 4 P´s se convirtieron en 7.

PERSONA: La quinta P ofrece como valor añadido el hecho de que el cliente difícilmente separe la imagen del producto o servicio que se ofrece, de la persona que lo suministra.

PROCESO: Al cliente no le interesa el proceso que lleva a que un negocio funcione, lo que le interesa es que funcione. Combinando con la anterior, el proceso debe atender las necesidades del cliente, y una vez detectadas pasar a atender las necesidades de la empresa.

PRUEBA: El cliente suele ser muy reticente y cauteloso en la compra de un producto o servicio ofrecido a través de internet. Una forma de romper la barrera de la desconfianza es ofrecer testimonios, estadísticas, fotos o cualquier elemento que constituya una prueba física que demuestre la veracidad de los beneficios del producto que se ofrece.

Entremedias surgieron otras P´s, parking, partner, professor que no llegaron a tener un uso generalizado. 

La evolución en la era del 2.0 es imparable y permanente, nacen nuevas herramientas, las 4 C´s, las 5 C´s, 7 C´s…

Es tan radical la evolución, que algunos autores comienzan a hablar sobre lo obsoleto del Marketing Mix o la Mezcla de Mercadotecnia.

Para comprender la situación del mercado publicitario actual hemos contactado con un especialista en la materia, Happy Web Agencyque nos ha aclarado algunas cuestiones que intentaré compartir en otro artículo.

Hay un refrán que dice que “a buen vino no es menester pregonero”. Y otro, que “en boca del pregonero lo sabrá el pueblo entero”.

Vaya a saber cuál fue primero, en todo caso como dijo el Quijote que de frases algo sabía, “no hay refrán que no sea verdadero”.