La bioética y su significado

La bioética es una corriente filosófica que vierte sobre temas de igualdad entre seres vivos y el medio ambiente. A diferencia de la ética tradicional, la bioética se refiere y extiende a la relación de las personas con el medio ambiente y con otros seres vivos en general.

De esta manera, la bioética abarca temas de derecho, política, nutrición o biología. De hecho, en muchos casos la bioética aparece como una corriente opuesta al desarrollo tecnológico incesante, a quien culpa de la desaparición de especies y de la alienación del ser humano y su desconexión con la naturaleza.

Principios fundamentales de la bioética

La bioética principialista cuenta con hasta cuatro principios fundamentales. Los principios fundamentales de la bioética pretenden marcar las reglas de conducta y comportamiento de las personas con respecto a su convivencia con otros seres vivos y con el medio ambiente en general. Según Beauchamp y Childress, grandes eminencias de la bioética, esta corriente filósofica cuenta con los siguientes principios:

Principio de autonomía

Este principio fundamental se refiere a que las personas deben tener autonomía y total poder sobre sus decisiones, independientemente de su estado médico o psicológico. De esta manera, se defiende que cualquier paciente, a pesar de su enfermedad, debe continuar con su derecho a decidir sobre su salud y su vida.

Principio de beneficencia

El principio de beneficencia se refiere a la obligación de las personas de actuar en beneficio de otros seres vivos. De esta manera, los seres humanos deben operar siempre en beneficio del medio ambiente y de la vida de otros seres, no únicamente en beneficio propio.

Principio de no maleficencia

El principio de la no maleficencia expresa la obligación de cualquier ser vivo de nunca actuar con maldad o malicia hacia otros seres vivos. Actuar con malicia o maldad se refiere a causar daños al medio ambiente, ya sea deteriorándolo o empeorando su condición de cualquier manera.

Principio de justicia

El principio de justicia en la bioética principialista se refiere a que todos los seres vivos deben ser tratados de igual manera ante la ley. En algunos sectores de la bioética, este principio se extiende a los animales y plantas y se defiende que cualquier ser vivo, independientemente de su naturaleza, debe contar con derechos ante la ley.